jueves, 6 de julio de 2017

La mano como un Sable / La mano con forma de Espada – Tegatana (Te-Katana)









"...la respiración del universo y la nuestra deberán ser la misma, el ataque en Tegatana será hecho unificando  el movimiento técnico yin y yang. Si te enfrentas a un enemigo que viene atacando de esta manera y le bloqueas con un estado mental firme que imponga como envolviéndolo dentro de tu mente, cuerpo y espíritu (kokoro) serás capaz de predecir sus movimientos. Entonces afinándote con esta premonición, podrás girar su cuerpo a la derecha o a la izquierda.  Puedes permanecer de pie más allá del límite de la línea entre la vida y la muerte teniendo una visión de cada situación de manera que si incluso has recibido el 99% de la presión de tu enemigo, entrarán en el reino de la muerte siendo capaz de buscar el camino con claridad… " O´Sensei.



   






viernes, 30 de junio de 2017

¿Por qué llevas una hakama blanca?! (Escrito por: Leo Tamaki)


*artículo original:  http://www.leotamaki.com/article-mais-pourquoi-porte-t-il-un-hakama-blanc-112033066.html

traducido por: Mairim R. en fecha: 01/12/2016

Un lector del blog me hizo esta pregunta que es bastante recurrente en los cursos que imparto, "¿Por qué usas hakama blanca?", o "¿Cuál es el significado de la hakama blanca?".
* La hakama y sus leyendas urbanas...
Cuando comencé a practicar Aikido me dijeron que era una prenda utilizada por los Samuráis para ocultar el movimiento de sus pies. Me hablaron de las virtudes relacionadas con cada uno de sus pliegues. Me dijeron que se obtenía por el nivel de práctica que alcanzabas al llegar a 2do kyu. Me enseñaron que siempre la utilizaríamos de color negro, que el blanco era para O´Sensei, y el azul para los practicantes de Kendo. Pero con el paso del tiempo descubrí que todo era falso...!
-La Hakama se utiliza para ocultar el movimiento de los pies.
Falso: Por el contrario, era común doblarla durante una pelea y en la formación, como podemos ver en las impresiones que están más abajo. 
- Los 7 pliegues de la hakama simbolizan las 7 virtudes del Budo. 
Falso: Hay también hakamas como la Nobakama con un número diferente de pliegues y que ahora es comúnmente utilizada en Aikido.
-La hakama es la recompensa que se obtiene cuando uno ha alcanzado el nivel de 2 º kyu. 
Falso: Originalmente O´Sensei requirió que todos llevaran una, como en el Kendo, Iaido o Kyudo por ejemplo. Sólo la intervención de Tamura Sensei, hizo que cambiara la historia de este elemento.
-La hakama que se utiliza en Aikido normalmente es de color negro. Se permite de color azul pero ésta normalmente está reservada para Kendo. El blanco es el color que sólo tiene derecho a llevar O´Sensei. 
Falso: En Aikido la hakama fue utilizada de diferentes colores. Gris por el segundo Doshu, Kisshomaru Ueshiba. Blanca de vez en cuando por O´Sensei, sí, pero también por Mutsuro Nakazono, Hikitsuchi Michio, Minoru Mochizuki, Masamichi Noro, Morihiro Saito, Yonekawa Shigemi, Zenzaburo Akazawa, Murashige Aritomo, etc....
De alto costo y difícil de mantener, el blanco no eran un color que se utilizaba para la práctica durante el Período Feudal. Las cosas cambiaron en la década de 1930, probablemente en gran parte debido a la influencia de Nakayama Hakudo, íntimo amigo de Morihei Ueshiba. El color blanco fue utilizado frecuentemente en Kendo, Iaido, Jodo y... Aikido. Desde los principiantes hasta los expertos. 
La llegada de la II Guerra Mundial de 1945 deja a Japón de rodillas y la tela al igual que el resto de las cosas se volvieron productos escasos. Manteles, cortinas, todo se reciclaba y por supuesto se hacía prácticamente imposible practicar con hakama. De pronto, todo se vuelve negro o azul oscuro, especialmente para los jóvenes que son pobres. En pocos años, en Kendo y en Aikido, la hakama se vuelve uniforme. Aunque algunos siguen vistiendo libremente, como Tadashi Abe, quien usaba chaquetas de color negro o los maestros antes citados quienes seguían usando hakama blanca. Pero pronto se reduce su número.
Ok, pero ¿por qué utilizarla hoy en día?
-Porque me parece hermosa. La estética no es el principal motor de mi práctica, pero me parece un elemento adicional que se puede utilizar cuando la coherencia marcial lo permite. En este caso el color de la hakama no altera mis movimientos.
Parece que tengo una tendencia a ser singular, sea consciente de ello o no. Esto es probablemente una de las pocas cosas que tengo en común con Noro y Kuroda, grandes maestros.
"Cuando todo el mundo iba para la izquierda, yo iba para la derecha". Noro Masamichi
"Cuando todo el mundo tenía el cabello largo, yo llevaba el cabello corto, cuando todo el mundo llevaba el cabello largo, yo me lo estaba cortando". Kuroda Tetsuzan
-Puesto que me parece importante no crear dogmas y falsas leyendas sobre la importancia de la hakama, su uso, color y otras cosas relacionadas con la práctica. Es importante averiguar el origen de las cosas para entenderlas mejor. Por consiguiente mis estudiantes, cualquiera que sea su nivel, están invitados a usar hakama, del color que quieran, así como su chaqueta.





viernes, 3 de marzo de 2017

Aikido sin distinción de géneros.

Pensar  que el Aikido es un Arte Marcial exclusivo para hombres seria desacertado, al igual que pensar que lo sublime de sus movimientos es exclusivo para la mujer. Si ahondamos en la etimología de la palabra “Artes Marciales”, podemos encontrar que su origen proviene del latín ars martialis, empleado para referirse a las llamadas Artes de Marte, sistemas de prácticas y tradiciones codificadas para entrenamiento en el combate cuerpo a cuerpo o con armas. Al leer esto automáticamente nos viene a la mente el paradigma de que es un territorio solo de hombres.
Afortunadamente, en la actualidad las cosas han cambiado y vemos a hombres y mujeres desempeñando diariamente de manera excelente diferentes roles sin que su género sea determinante para ello. Sin importar que haya sido un Arte Marcial fundado y desarrollado por un hombre, este es el caso del Aikido, arte en el que cada vez vemos sumarse a más mujeres que logran altos grados y algunas incluso desempeñan cargos administrativos.
Sobre el tatami no hay distinción de tamaño, género o contextura. Las mujeres dejamos la actitud de victima pasiva resignadas a sufrir cualquier agresión o ataque, desarrollando con la práctica la determinación y la capacidad de anticipar cualquier amenaza de violencia, mejorando a su vez nuestra forma de manejar una situación problemática, evitando todas las fuentes de conflicto innecesario e improductivo.


En este arte marcial, miramos más allá de la idea de conflicto a través de la flexibilidad de la mente, el cuerpo y la capacidad de evaluar rápidamente las situaciones. Por lo tanto, el Aikido no requiere fuerza física especial, por lo cual podemos avanzar en esta disciplina y obtener  la misma eficacia que los hombres pero con nuestra sutileza natural. A menudo, las mujeres Aikidokas tenemos que entrenar con hombres más altos o más corpulentos y es ahí donde nuestra supuesta debilidad física se pone a prueba convirtiéndose en fortaleza, pues ambos estamos sometidos a evaluar la situación y analizar las posibilidades para dar la mejor respuesta a través de la eficacia y la potencia. 





Si indagamos sobre las mujeres que han obtenido altos grados en Aikido encontraremos una larga lista de nombres como: Fukiko Sunadomari, Barbara Bitton, Yoko Okamoto, Penny Bernarth, Jenny Flowers, Pat Hendricks, Wee Wow Dumlao, entre otras, todas con excelente trabajo, eficacia y desempeño técnico.
En una entrevista realizada por Guillaume Erard a Yoko Okamoto Sensei, el 13 de septiembre de 2014, se tocó este tema, preguntándosele: ¿Hay técnicas de Aikido diferentes para hombres y mujeres?
A lo cual Okamoto Yoko Sensei respondió: “ En lo que yo enseño, las técnicas básicamente son las mismas. Habiendo dicho eso, hay diferencias en el sentido de que algunas personas son altas, bajas, grandes, pequeñas, hay niños, adultos, etc. Por eso creo que la forma no es algo que se deba usar para encuadrar algo en una figura específica, pero debería haber cierto grado de flexibilidad al forjar la forma.
Hay elementos de una técnica que deben ser cambiados y otros deben permanecer constantes. Si nuestro compañero realiza un cambio entonces nosotros, por consiguiente, deberíamos cambiar también. Los principios permanecen inalterables pero la forma debería ser adaptable”
Dicho esto, queda más que claro que a pesar de nuestras supuestas diferencias, en cuanto a Artes Marciales como en otras actividades de la vida las mujeres no tenemos nada que envidiarle a los hombres y viceversa.  

martes, 17 de marzo de 2015

Shugyo - Basado en el Libro "El corazón del Aikido" de Kanshu Sunadomari.








Shugyo (修行) se podría definir como “conducirse de una manera que lleva a la maestría”. Mientras el significado del kanji que se usa en “shu” se tradujo originalmente como ‘usar un cepillo para apartar el polvo que que oscurece la elegancia original de la persona’, los kanji combinados de “shu” y “gyo” (llevar a cabo, completar caminando) se traduce ahora generalmente por “entrenamiento severo y austero”. El kanji que se escribe en esta versión de “shugyo” se asocia sobre todo con el ascetismo budista, y principalmente, con los “shugenja” (修験者, monjes ascetas de la montaña).








Shugyo es un antiguo término budista usado para describir la disciplina, el entrenamiento y las prácticas estéticas de los sacerdotes budistas, así como el cultivo de la benevolencia, y la práctica de manifestar todo eso en nuestros buenos actos cotidianos. Más adelante, esta palabra llegó a ser usada habitualmente en Japón para describir un entrenamiento a largo plazo de cualquier tipo, incluyendo las artes marciales.

Pensando un poco más en el concepto de Shugyo siento que es aplicable a la contemplación de la importancia y el significado de la existencia, y a poner nuestros pensamientos y creencias en práctica.






     

viernes, 30 de enero de 2015

Cuadrado, Círculo y Triángulo

Según John Stevens (en El Libro del Aikido), el triángulo representa Ki y Ryu, la producción y flujo de energía, y simboliza las diferentes trinidades de la existencia: Cielo, Tierra y Humanidad; cuerpo, mente y espíritu; hombre, mujer y niño; nacimiento, madurez y muerte; verdad, bondad y belleza. Técnicamente, el triángulo representa la postura triangular del kamae de Aikido, iniciativa y entrada. El círculo es el principio de ju, flexibilidad y elasticidad. Un círculo con un punto en el centro simboliza la resolución perfecta, la armonía de todas las fuerzas y la revolución continua. Físicamente, los movimientos circulares son la clave para armonizarse con el uke, la fuente de técnicas ilimitadas. El cuadrado representa kon, el elemento diamante. Sólido, estable, real y bien proporcionado. El cuadrado es la base del control total, necesario para la realización apropiada de las técnicas de Aikido.
De acuerdo a la tradición oral (kuden), y también mencionado por Saito Shihan en sus libros, O-Sensei usaba los principios de las 3 formas básicas ( triángulo, circulo y • cuadrado) para que sus alumnos entendieran lo que estaban practicando e ilustrar los diferentes conceptos de los movimientos y técnica. Estas 3 formas básicas son una ayuda visual y no sólo deben entenderse como una posición estática del cuerpo, sino que también pueden entenderse como desplazamientos de todo el cuerpo (tai sabaki). Algunas formas resultan muy evidentes durante la práctica diaria. Otras van siendo descubiertas conforme el aikidoka va madurando y se va sensibilizando con su entorno y con su atacante.Se dice que el cuerpo debe ser triangular y la mente circular. El triangulo representa la generación de energía y es la postura física más estable. Un buen kamae (posición) puede ser también un ejemplo de postura triangular (sankaku-tai). El circulo, por su parte, representa la serenidad y la perfección, la fuente de técnicas ilimitadas. El cuadrado representa la solidez – la base del control aplicado.








TRIÁNGULO (Sankaku)O-Sensei asociaba la forma del triángulo con la idea del agua fluyendo (nagare). Decía que el agua siempre encuentra el camino de menor resistencia, y que es algo que el aikidoka debe hacer también. Un ejemplo podría ser Irimi (entrar). Cuando un golpe, con una extremidad o un corte con un bokken hace su movimiento descendente, el aikidoka avanza al mismo tiempo que se hace a un lado para estar en posición de defensa. El triángulo puede ser comparado porque da la impresión de un movimiento directo sin giro. A veces, las respuestas directas hacia un ataque son efectivas y excelentes para desbalancear al oponente.
CÍRCULO (maru)En el caso de un ataque cara a cara, un oponente tendría oportunidad de golpear en múltiples ocasiones, aparte de que los choques de energía son muy evidentes. Después de un primer ataque, y como consecuencia de un movimiento circular, el aikidoka debe salir de la línea de ataque para posicionarse al lado o detás del atacante, pero tan solo por un momento, puesto que uno debe de continuar ese movimiento circular, pero de una manera controlada. Uno debe de actuar y guiar los movimientos hacia una técnica de aikido correcta antes de que el movimiento de ataque termine. De esta manera, el desplazamiento circular paraliza el ataque porque es muy difícil golpear a alguien que está atrás de uno y muy pegado. Así, dependiendo de la posición del aikidoka y del balance del oponente, cualquier técnica puede ser ejecutada tanto “por dentro” o “por fuera” del cuerpo del oponente (omote/ura).El círculo no es estable estacionariamente, como lo es el cuadrado. Sin embargo es estable en el sentido de que nunca cae, ya que está en constante movimiento. Una analogía es el principio del giróscopo, que basa su estabilidad en el giro.
CUADRADOEl cuadrado es una forma o una posición muy estable y fuerte, pero a diferencia del triángulo y círculo, carece de movimiento. Cuando O-Sensei “dibujaba” un cuadrado, a menudo escribía la palabra Gou (強), que significa fuerza. Decía que, dado que un cuadrado estaba hecho por 4 ángulos de 90 grados, el ataque más efectivo sería a un ángulo de 90 grados también. Uno normalmente comienza un en un estado “cuadrado”, estando calmado y neutral. Desde esta actitud inicial, si un ataque llega, uno puede estar listo y desplazarnos o convertirnos en un triángulo y contrarrestar por medio de la entrada (irimi o bien, podemos convertirnos en un circulo para armonizar con el ataque y alejarlo de nosotros.

martes, 18 de febrero de 2014

TAI SABAKI




Tai-sabaki [体捌き], literalmente movimiento (sabaki) del cuerpo (tai). Es el desplazamiento del cuerpo que nos pone en una situación de ventaja con respecto al adversario, llevándolo hacia el desequilibrio final.

Se fundamenta en esquivar a un oponente de manera rápida, estable y precisa con movimientos circulares u oblicuos para lograr su desequilibrio saliendo de su trayectoria y creando un vacío ante un ataque. La distancia (maai) y el timing son esenciales para su correcta ejecución, lo cual necesita mucho trabajo de base para poder intuir el momento correcto que nos permita ser lo más veloz posible y mantener una posición lo suficientemente estable para realizar el contraataque.

Atendiendo a la máxima de las artes derivadas del jujutsu, ceder primero para luego vencer, sumadas las que llevan el concepto aiki, si tira entra, si empuja pivota, el tai-sabaki se convierte en la herramienta fundamental para llevar esos principios a cabo. Generalmente, cuando hablamos de este fundamento imaginamos el movimiento de los pies. Si estudiamos la técnica pensando sólo esto no resultará efectiva, ya que hay que llegar a unificar bien todo el movimiento del cuerpo a través de nuestro centro y lograr un desplazamiento efectivo que provoque el desequilibrio.







.

lunes, 17 de febrero de 2014

LAS ARTES MARCIALES Y EL PUNTO MING MEN (Cuarto Punto M. M. Vaso Gobernador)

Este punto virtual de acupuntura se encuentra situado entre los dos riñones y es el único que no podemos pinchar de ninguna forma debido a su localización. Es el cuarto punto del meridiano maravilloso Vaso Gobernador. Este canal asciende por la parte posterior del cuerpo a lo largo de la columna vertebral, siguiendo su recorrido hasta la cima del cráneo. Después pasa por el centro de la cara hasta alcanzar la boca. Este meridiano organiza la estructura Yang de las funciones del ser humano.

Si tuviéramos que alcanzarlo con una aguja de acupuntura pinchando desde la parte delantera del cuerpo, perforaríamos los órganos, y desde atrás, tendríamos que atravesar la columna vertebral. Esta situación impide cualquier aproximación física y material. 

De hecho sólo podemos actuar sobre él a través de la intención. Esto lo sabe llevar a cabo un buen practicante de Qigong, que puede utilizar su voluntad (Yi) para estimular Ming Men. Ming Men se traduce muy a menudo como la puerta del destino, y aún tendríamos que ponernos de acuerdo acerca del sentido que le damos a “puerta” y al “destino”.




Ming Men es el punto clave que nos une a fuerzas ancestrales y celestes. Es el primer centro terrestre de nuestra vida, presente ya en el origen del desarrollo del feto. A lo largo de nuestra vida, a través de esa puerta y más o menos lentamente, se destila en nuestro cuerpo el Yuan Qi. El Yuan Qi es la energía hereditaria que permite mantener la vida y que se mezcla con otras energías o Qi procedentes de la alimentación y el aire.

 Por lo tanto, para los chinos el destino tiene un componente espiritual ligado a nuestro mandato celeste, y también un componente terrestre que es la energía heredada, concepto que coincide con el punto de vista de los científicos occidentales. Desde hace ya algunos años en occidente se dice que el ADN celular es el soporte terrestre de nuestra herencia. 

Las últimas investigaciones científicas prosiguen, nuestro saber se abre ahora bastante más allá de la doble hélice de ADN hacia un mundo de conocimiento en el que el ADN mitocondrial parece sostener también una parte de nuestra herencia.

En relación a la herencia, desde el punto de vista práctico, durante los siglos pasados los occidentales se vieron obligados a contentarse con el hecho de constatar que la herencia existe, sin tener otra posibilidad que someterse, admitirla y experimentarla.

 En cuanto al destino, pensaban que era cosa de Dios. La ciencia, a pesar de todos sus esfuerzos, no tiene un gran control sobre el aspecto material de las taras hereditarias. 

Ming Men plantea también la cuestión del talento, del por qué hemos nacido y para qué estamos dotados o predestinados. Aquél que encuentra su talento, su camino, colma su destino. Ming Men plantea la cuestión del éxito personal. Todos nosotros elegimos y en el fondo no sabemos cómo. ¿Es a través de la reflexión, como se proclama hoy día en occidente? ¿Es por el sesgo de las emociones como se pensaba en la Grecia antigua? ¿Es por el vientre en asociación con Qi Hai y Ming Men, o por el Hara o vientre como pensaban los japoneses tradicionalistas? La visión japonesa que sitúa el vientre como centro del ser ha sido corroborada por numerosos investigadores científicos occidentales que han sido ignorados. Su opinión no ha encontrado ningún eco público y tampoco se les ha sostenido financieramente en sus investigaciones. Si Ming es el destino, a la vez escrito y por escribir, Men es la puerta. Una puerta se atraviesa en los dos sentidos. Hacia nuestra vida se vierte cotidianamente el Qi hereditario, pero con nuestra voluntad y concentración podemos atravesar esa puerta.

En la práctica de las artes marciales la movilidad relacionada con la zona de los riñones, de las cinco vértebras lumbares, permite los cambios de dirección. La zona lumbar o koshi se siente como un conjunto unido que permite orientarse y cambiar de dirección. El koshi permite aplicar las decisiones instintivas que tomamos desde el hara. Más allá de la técnica, el aspecto instintivo, importante en todas las prácticas marciales, abre las puertas del Arte y de la dimensión del conocimiento espiritual. 

Cuando dos oponentes se enfrentan y sus niveles de conocimiento instintivo y espiritual son muy diferentes, uno de ellos comienza a interactuar como si conociese los pensamientos y las intenciones del otro, ataca y se detiene anticipándose a los pensamientos del adversario. He utilizado los términos “pensamientos” e “intención”, pero son un poco inadecuados pues en estas circunstancias las cosas suceden tan deprisa que nada pasa en el nivel consciente. La conciencia constata lo ocurrido después del golpe.

Todo esto no se llega a producir cuando los practicantes son principiantes y no han dejado su conciencia ordinaria en el vestuario, o cuando su nivel o talento son parecidos. El combate parece entonces más confuso.


La libertad energética y la relación entre los puntos Ming Men y Qi Hai abre el campo de la práctica. El eje que une estos puntos, atraviesa el vientre por debajo del ombligo hasta llegar a los riñones, relaciona a la vez la sensibilidad y la acción, el pasado y el presente.